Es una pregunta frecuente con la cual me encuentro en varios grupos y foros y a la que trateré de dar una respuesta sencilla y funcional. Espero que el texto a continuación le sea de utilidad:

Por lo general se cobra por minuto de corte, grabado o tallado, dependiendo de lo que la máquina sea capaz de hacer.
El tiempo de maquinado depende del material a maquinar y la potencia de la máquina o en caso de las router CNC de la fresa, motor y servos a utilizar. No es lo mismo cortar un mdf de 3 mm que un acrílico de 10 mm o una madera maciza de 20 mm.

Lo que se debe tener en cuenta:

1- Costo de la máquina: Por lo general la maquinaria sufre un proceso de depreciación. Esto es el tiempo de vida promedio que dura en funcionamiento. Se puede depreciar a 5 o 10 años, o los que se crean convenientes.
A modo de ejemplo, si una máquina cuesta $20.000.000, y la depreciamos a 5 años, quiere decir que el coste máquina por año es de $4.000.000- (Lo divide en la cantidad promedio de minutos de labor que tendrá en el año)
Por ej. si la máquina va a trabajar 8 horas durante 20 días del mes, y durante 11 meses del año, entonces, dicha máquina estaría trabajando un promedio de 1.760 horas, o 105.600 minutos, entonces $4.000.000/105.600 son $37,87 (Costo de la máquina por cada minuto de uso)

2- Costos variables: Son los insumos y “consumibles” que use la máquina, como tubo láser, espejos, lentes, fresas, mantenimiento, repuestos, etc.
Los divide por la cantidad de minutos que pueden llegar a ser funcionales, un ejercicio similar al que se hizo en el punto anterior.
Hay consumibles que se gastan más rápido, otros que duran más, pero habría que hacer un cuadro para cada uno, preferiblemente, se estandarizan a precio por minuto y se suman. Esto nos da los costos variables.

3. Costos fijos operativos y mano de obra: Su máquina está en un sitio propio o paga arriendo en algún local? Sin importar, es un costo que eventualmente afecta el precio, pues igual tendrá que pagar arriendo, cuota o predial, así como agua, energía, internet y otros servicios que esta consume, para funcionar y para llevar a cabo su labor comercial.
– Mano de obra… Si tiene un operario: ¿Cuanto le paga, cuanto le cuesta dicho operario? Sueldo, prestaciones, bonificaciones, etc, si no lo tiene… ¿Cuánto aspira ganarse como auto-empleado?
Saque un promedio de dichos costos y conviértalos en minutos. Esto le arrojará los costos operativos.
Luego suma todos estos costos que arroje el ejercicio (Por minuto) y a esto le suma la utilidad que pretende.

¡Listo! Ya sabe cuánto le cuesta usar la máquina por cada minuto y en cuánto vender su labor, pero no aún el precio del producto.

Aunque el tiempo de labor se determina por el tiempo de maquinado hay que tener en cuenta también el tiempo de preparación del material, aunque no necesariamente tiene que cobrar éste último por minuto.
No es lo mismo que el material a maquinar se encuentre pre cortado, limpio, protegido y debidamente listo para el proceso de maquinado, a que toque cortar la lámina de 120×240 en trozos de 60×90, limpiarla, instalarle protección, etc.
Cada proceso implica un tiempo de alistamiento de materia prima y de la máquina.

Para hallar el precio de venta del producto también debe cobrar el costo del material a transformar, si es Ud el que lo incluye dentro del proceso. Puede cobrarlo por centímetro cuadrado, metro cuadrado o carga.
La carga es la capacidad que recibe la máquina. (Ej. Láminas de 110 x 90 cm o de 90 x 60 o de 120 x 240, etc…)

Otros servicios a tener en cuenta, los cuales sugiero cobrar por separado:
– Diseño, adecuación de vectores y preparación del archivo.
– Programación: En el caso de algunas máquinas como las Router CNC, que trabajan con G-Code.

Si tiene software de simulación, eventualmente podrá sacar un estimado del tiempo que tardará en maquinar una pieza, de lo contrario tendrá, o que hacer una simulación real y tomar el tiempo, o por experiencia determinar un tiempo estimado. Con ello determinará el tiempo que tardará en realizar un trabajo y por ende el precio de venta.

Lo anterior una forma “Simple” de sacar costos y precios de venta para este tipo de labor, sin adentrarnos en otros costos más complejos, como impuestos, costos financieros, publicidad, promoción y ventas, etc…