Un inflable que utilice helio como medio de elevación, en condiciones normales puede ascender hasta 10 kilómetros de altura (10.000 metros), sin embargo para efectos de una óptima visualización y dependiendo del tamaño del inflable se recomienda una elevación no superior a 20 metros de altura. Las cuerdas de amarre suministradas con los globos estáticos tienen dicha longitud para su anclaje.